Dic 15, 2015

Enviado por en Lo último | 0 Comentarios

SOBRE DOBLES DISCURSOS Y FALSAS ANTINOMIAS: CAMBIAR PARA QUE NADA CAMBIE

Desde Franja Morada, como conducción del CED.UBA, nos vemos en la obligación de repudiar el decreto del Presidente Mauricio Macri relativo a los nuevos nombramientos de jueces para la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Como agrupación que ha acompañado y representado a generaciones de argentinos desde el campo reformista y republicano, en el pasado nos hemos manifestado contra todos los intentos tanto del menemismo como del kirchnerismo que tuvieron por objetivo cooptar el Poder Judicial y/o reformarlo con intenciones avasallantes e inconstitucionales. Hemos estado a la vanguardia en la defensa de la Justicia independiente como garante indispensable de la democracia y el equilibrio de los poderes del Estado en cada ocasión que así lo ameritaba.
De este modo, nos manifestamos contra la célebre mayoría automática de la Corte adicta al expresidente Carlos Menem. De la misma manera, salimos a la calle a repudiar la mal llamada “democratización de la Justicia”, los nombramientos de jueces subrogantes y la reforma del Consejo de la Magistratura, medidas que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner sancionó con objetivos que estaban lejos de buscar una verdadera y eficaz reforma judicial, sino garantizar amiguismos e impunidad.

A cuatro días de haber asumido la primera magistratura del país, Mauricio Macri ha tomado una medida que, contraria a lo prometido durante la campaña electoral así como durante el discurso ante la Asamblea Legislativa, viola sin lugar a dudas la Constitución Nacional y configura asimismo una continuidad de los métodos y prácticas utilizados durante los últimos doce años con respecto a la institucionalidad de la República.

El decreto en cuestión utiliza vergonzosamente el inciso 19 del artículo 99 de la Constitución para intentar sobrepasar las atribuciones del Poder Legislativo, mientras que la norma fundamental expresa de modo claro y preciso que dos tercios del Senado deben obligatoriamente aprobar los pliegos de los candidatos a la Corte Suprema que el Poder Ejecutivo proponga. Este mecanismo constitucional de acuerdo y consenso en el seno del Poder Legislativo constituye en sí mismo una garantía de equilibrio de poderes básica. La decisión del Gobierno, inédita en la historia argentina bajo gobiernos de origen democrático y popular, pretende que los candidatos Rosenkrantz y Rosatti ejerzan funciones en la Corte durante un año sin la necesaria aprobación del Senado. Por otra parte, significa un sinsentido que se nombre por decreto en comisión a los titulares de otro poder del Estado ya que los mismos, en este supuesto, contarán con una independencia al menos cuestionable y dudosa. Cabe mencionar también que los únicos antecedentes de nombramientos de este tipo han tenido lugar durante gobiernos dictatoriales y de facto, tristemente numerosos durante buena parte del siglo XX.

Como representación gremial estudiantil en el ámbito del Derecho, esperamos que el Presidente rectifique la medida o bien llame a sesiones extraordinarias para el urgente tratamiento de los pliegos y así cumpla con las premisas de cambio, republicanismo y recuperación de un rol activo del Congreso Nacional que tanto Mauricio Macri en persona así como sus colaboradores supieron expresar durante los años del kirchnerismo y durante la campaña electoral del corriente año. El decreto es una grave violación al compromiso del frente Cambiemos para con sus votantes en particular y para con el pueblo y la Constitución en general. El hecho de no contar con mayoría propia en la Cámara Alta no justifica en modo alguno este tipo de maniobra que deslegitima tanto a la Corte Suprema como a los candidatos en cuestión para integrarla.

En diversas ocasiones, los estudiantes que formamos parte de la Franja hemos discutido sobre la antinomia que se plantea entre República vs. Populismo. Algunos militantes sostienen que dicha antinomia es falsa, otros se inclinan por reconocer que existe. En este último caso –si es que existe- expresamos que el ingeniero Macri no representa el ala republicana dentro de la antinomia que se plantea. Hoy esto queda demostrado cuando se infringe un valor fundamental de la democracia como es la Justicia Independiente. Lamentablemente, el titular del Poder Ejecutivo está reafirmando nuestros posicionamientos. Por el bien de la República, de sus instituciones y del país, esperamos y exigimos que se rectifique la medida en cuestión.

‪#‎SiempreEnLaMismaDirección‬

12341017_726213270812527_4802317801437650376_n

Powered by Facebook Comments

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *